DEVOCIONALES DE ROMANOS 1:1-4

CAPÍTULO 1

Comienza el Viaje

Romanos 1.1-4

 

Al viajar nos preparamos. Sabemos dónde viajamos, cómo vamos, cuánto tardamos, los posibles obstáculos. ¡¡Todo es emoción, curiosidad!! Esta travesía forma parte de algo que quizá se transforme en libro. Por ahora tenemos los primeros tres capítulos. Hoy les entrego los primeros 4 versículos.
¿Quién soy? Romanos 1.1
Un juego casero consiste en poner un papel adosado a la espalda de alguien, con el nombre de un personaje famoso que esa persona debe adivinar por medio de formular preguntas bien pensadas.
Pablo, y cada cristiano puede identificarse también con 3 características propias:
  1. Primero que todo, somos siervos (v.1). Literalmente un esclavo (dúlos). Como todo esclavo Pablo le debe obediencia a uno solo: su Señor. Luchamos, a veces, por agradar a muchas personas, menos a Dios.
  2. Somos llamados personas (v.1). Pablo dice ser apóstol en cuatro aspectos: (1) comisionado por Cristo (Hch 9.6), (2) Había visto al Señor resucitado (1 Cor 9.1-2), (3) Era un vaso escogido (Hch 9.15), (4) Era un recipiente de la revelación divina (Gal 1.10-12, 16-17). Nosotros no tenemos esas características, pero sí tenemos un llamamiento “llamados a ser santos” (Rom 1.7). Ningún cristiano puede decir que no tiene un propósito en la vida.
  3. Somos gente separada (v.1). Pablo fue separado para Dios desde la experiencia de Damasco (Gal 1.15). Fue separado para trabajar entre los no judíos (Hch 9.15). Siempre pensamos que la separación es algo negativo. El cristiano debe enfocarse en las cosas que hace, no en las cosas que no hace.
El Significado del Evangelio. Romanos 1.2-4
  • El evangelio es Prometido (v.2) No es producto de la mente de Pablo, sino que fue prometido a través de los profetas. Pablo cita 61 veces el Antiguo Testamento comenzando en Génesis 3.15 y termina en Malaquías 4.2. Tenemos que cuidarnos de cosas “nuevas” que no provengan de la Biblia.
  • El evangelio es Personal. Se centra en una persona. Su Hijo Jesucristo “nacido” (gínomai: llegar a existir) no se usa usualmente para referirse al nacimiento. Quizá haga referencia a una existencia anterior (en el cielo). El evangelio no es sobre Jesucristo, sino que el evangelio es Jesucristo. Jesús era el cumplimiento de la promesa de que alguien de la línea de David se sentaría en el trono (2 Sam 7.13), (Jer 33.17).
  • El evangelio es Poderoso (v.4). Aunque nació de la línea de David, fue marcado (declarado) Hijo de Dios. Cristo nació, pero eternamente es Hijo de Dios. Se vio en la resurrección. Fue una evidencia del poder de Dios. Ese poder está disponible hoy—no el poder de controlar a la gente, o amasar fortunas, sino el poder de dar vida eterna. En Hch 1.8 Jesús dice que recibirán poder y serán testigos.

link: Romanos 1:5-13

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s